Protección de dominios

Protección de dominios

Concepto de nombres de dominio

En Internet, como todos sabemos, las llamadas páginas web necesitan una identificación con el fin de poder llegar hasta ellas. Sería algo así como la matrícula de un coche, con la peculiaridad de que sus vías serían las llamadas autopistas de la información.

Bien, teniendo lo anterior claro, hay que comentar que al principio de Internet, la identificación de las direcciones en la red era a base de un código numérico formado por cifras binarias separadas por un punto – tres números de no más de tres cifras, y separados entre ellos por el expresado punto -, siendo – a título ejemplificativo – algo así como 122.65.78.221. A este número tan poco fácil de recordar se le llamó Dirección IP ( IP = Protocolo de Internet, en inglés ).

A su vez, y con el paso del tiempo, al crecer la red, a alguien se le ocurrió que tal sistema era difícil de memorizar, por lo que se ideó una equivalencia entre el nº IP y otro sistema identificador, pero siendo este último de tipo alfanumérico – números y letras -, con el fin de ser más fácil de recordar y asociar ( es más fácil recordar www.opinionvirtual.com que su equivalente IP, 195.55.179.181 ). Por otro lado, es importante conocer, aunque sea superficialmente, la catalogación que hay dentro de los nombres de dominio, y que es la siguiente en cuanto a su estructura y tipos:

En el ejemplo nuestro, opinionvirtual.com, la extensión “”.com”” constituiría lo que se ha dado en llamar TLD ( o nombre de dominio de primer nivel – Top Level Domain, del inglés ). Y a su vez, “”opinionvirtual””, conformaría lo que se ha denominado SLD ( o nombre de dominio de segundo nivel – Second Level Domain, también del inglés – ). A su vez, y dentro de los TLD, existen también los llamados nombres de dominio de código de país ( ccTLD, o country code Tol Level Domain, en inglés ), o también llamados nacionales. Ejemplo más conocido para nosotros puede ser el “”.es””, correspondiente a España, o el “”.ar””, perteneciente a Argentina.

Sólo el nombre de dominio primario y secundario han de registrarse en la entidad oficial encargada de su registro en el ámbito de Internet. También existe otra clasificación, que marca la diferencia en si son genéricos o nacionales. En los primeros están los archiconocidos “”.com”” ( pensados para el comercio ), así como los “”.net”” ( Internet, redes e informática ) y “”.org”” ( organizaciones no lucrativas ).
Existen, dentro de los genéricos, otros más, como son “”.gob”” y “”.mil””, de uso restringido sólo para USA; “”.int””, sólo para organizaciones cuyo ámbito sea el internacional; y “”.edu””, para instituciones educativas, pero sólo durante un periodo de cuatro años.

Por otro lado, no está de más comentar que los primeros conflictos entre nombres de dominios y marcas comerciales, ante la ausencia de normas que al respecto regulasen expresamente tal tipo de situaciones, no hubo más remedio – y no fue realmente un criterio desacertado – que saber interpretar adecuadamente las normas nacionales sobre competencia desleal y marcas. Hoy día esto ya no pasa de mera anécdota, puesto que con las regulaciones que acto seguido comentaremos ya no se nos tornan tan imprescindibles tales tipos de regulación, aunque que duda cabe que siempre sirven de criterio interpretativo útil a la hora de algún vacío laguna normativa que haya que integrar o suplir eventualmente.

Actualmente ya están en vigor los nuevos nombres de dominio, que son:

“”.biz”” : negocios “”.info”” : información general “”.name”” : individuos
“”.pro”” : profesionales “”.coop”” : cooperativas/cooperación “”.museum”” : museos
“”.aero”” : aviación y viajes

 

Autor: Javier Hernández Martínez, abogado

Mail: javier@proteccionlegal.com

Web: www.proteccionlegal.com

Tlf.: 678.97.00.64

Se permite su uso y reproducción siempre y cuando se citen: Autor, mail y url, sin modificar su contenido, o en caso de citar parte de él, evitando distorsionar su sentido.

Bajo licencia Creative Commons: