El derecho de acceso en la LOPD

El derecho de acceso en la LOPD y otros

Con este artículos nos vamos a referir a cuatro derechos que son de inexcusable observancia por parte de que quien solicite y reciba datos de carácter personal por parte de personas físicas ( los recaben o no a través de Internet ) y los trate de forma automatizada. Dichos derechos son: el de Acceso, Cancelación, Rectificación y Oposición.

Derecho de Acceso

Por tal se entiende el derecho, del afectado cuyos datos estamos tratando, a solicitar y a obtener, de forma gratuita, información sobre sus datos, así como de la fuente de la cual la hemos obtenido, y de las comunicaciones o cesiones de los mismos que hayamos realizado o tengamos previsto realizar. También habremos de informar acerca de la finalidad del tratamiento de sus datos, los posibles destinatarios de los mismos, e incluso – pues podría ocurrir – de la no existencia ya de tratamiento. Si los datos los hemos obtenido de diversas fuentes, hemos de identificar las mismas, no usando nunca para dicha respuesta o información fórmulas vagas o genéricas, sino concretando y especificando al máximo todas estas informaciones.

Plazo para actuar

Si algún afectado ejercita el derecho de acceso frente a nosotros, tenemos el plazo de un mes para dar cumplida respuesta al mismo en el sentido de proporcionarle la información que antes mencionamos. Dicho plazo se comenzará a contar a partir de recibir la solicitud, e incluso tendremos que contestar aunque se dé la circunstancia de que no estemos tratando datos del solicitante, con el matiz lógico de expresarlo o indicarlo así en la correspondiente respuesta.

Para el supuesto de que no contestemos, se entenderá legalmente que hemos desestimado el contenido de la solicitud, y por tanto asistirá al afectado el poder reclamar ante la Agencia de Protección de Datos, pudiendo la misma aperturarnos el correspondiente procedimiento administrativo sancionador, que muy posiblemente terminaría con la imposición de la pertinente sanción económica.

Para el caso en el que el afectado hubiese ya efectuado dicha solicitud con anterioridad, y se le hubiese contestado, y entre la anterior y la última no hubiese transcurrido aún más de 12 meses, así como también para el caso en el que dicho afectado no acredite un interés legítimo, o la solicitud la formule una persona distinta del interesado ( o de su representante legal ), podremos en tal caso no proporcionar la información solicitada, aunque habremos de responder en tal sentido.

Derechos de rectificación y cancelación

Por rectificación, la misma palabra nos lo dice ya: Se trata de solicitar la corrección de determinados datos que el afectad por los mismos considera erróneos, incompletos o inexactos. Por cancelación, lo que se solicita es que se termine definitivamente de tratar automatizadamente sus datos, lo cual habrá de suponer el borrado físico de todos sus datos, o si por razones técnicas o a causa del soporte utilizado, ello fuese imposible, el bloqueo de los mismo. En el supuesto de que se demuestre que dichos datos han sido obtenidos o registrados de una forma fraudulenta, desleal o ilícita, tal cancelación conllevará, siempre, la destrucción física del soporte en el que estuviesen contenidos.

A su vez, si dichos datos se hubiesen comunicado o cedido a terceras personas, habrá de comunicarse a las mismas el deseo de cancelación del afectado, en orden ello a que lo hagan realidad también en dichos tratamientos. Ello es también extensible al derecho de rectificación.

Plazo para actuar

El plazo que tenemos para hacer realidad dichos derechos es de diez días a partir de la recepción de la solicitud. Como anécdota comentar que en el RD 1332/1994 se habla de otro plazo, más reducido, pues es de cinco días, pero como la LOPD es una norma posterior en el tiempo y además de superior rango, habremos de estar a lo preceptuado en la misma: diez días.

Derecho de oposición

El artículo 6 de la LOPD dice que en los casos en los que no sea necesario el consentimiento del afectado para el tratamiento de sus datos, y siempre que una ley no disponga lo contrario, el mismo podrá oponerse a la continuidad del tratamiento cuando existan motivos fundados y legítimos en relación a su concreta situación personal.

Aunque la ley calla a la hora de cómo se habrá de canalizar la solicitud para hacer valer tal derecho, los estudiosos del tema, junto con los tribunales, y la misma Agencia de Protección de Datos, han entendido que habrá de aplicarse a dicha solicitud la misma normativa existente – por analogía – sobre los derechos de cancelación y rectificación ya comentados. Es por ello que su plazo será igualmente de diez días.

Forma de la solicitud

De modo común para las solicitudes cuya finalidad sea ejercitar los derechos comentados, la misma habrá de dirigirse al responsable del fichero, indicándose nombre y apellidos del solicitante, fotocopia de su DNI ( o documento equivalente válido en derecho, como por ejemplo un pasaporte ), y en los casos de representación ( ejemplo: un padre en nombre de su hijo menor de edad ) adjuntarse también fotocopia del documento que acredite la misma.

De igual forma, habrá de concretarse a qué extremos se extiende la solicitud, o sea, habrá de concretarse la misma. También habrá de plasmarse en ella un domicilio a efectos de notificación, junto con la fecha y firma del solicitante.

Para terminar, habrá de remitirse la solicitud por cualquier medio que permita acreditar el envío y la recepción de la solicitud.

 

Autor: Javier Hernández Martínez, abogado

Mail: javier@proteccionlegal.com

Web: www.proteccionlegal.com

Tlf.: 678.97.00.64

Se permite su uso y reproducción siempre y cuando se citen: Autor, mail y url, sin modificar su contenido, o en caso de citar parte de él, evitando distorsionar su sentido.

Bajo licencia Creative Commons: