LSSI: Publicidad por e-mail

LSSI: Publicidad por E-mail

¿Qué normas la regulan?

En este aspecto tenemos varias leyes a tener en cuenta:

  • Una de ellas es la LOPD ( Ley Orgánica de Protección de Datos.

  • Otra es la LSSI-CE ( Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, comúnmente llamada Ley de Comercio Electrónico o LSSI ).

  • Y por último, para más complicar todo ello, una Directiva Comunitaria sobre la Privacidad y las Comunicaciones Electrónicas ( Directiva 2002/58/CE ), que entrará en vigor para España el 31 de octubre de 2003 ( o antes si el Gobierno español aprueba la correspondiente norma interna basada en dicha Directiva ).

¿Qué dice la LSSI o LSSICE?

La regulación llevada a cabo por esta norma es bastante estricta, y para comprobarlo nada mejor que leer su artículo 21º, que dice:

Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas””.

Como estamos viendo, esta norma exige uno de estos dos requisitos:

  • Que la publicidad hubiese sido previamente solicitada por el destinatario.

  • O, expresamente autorizada por el mismo.

¿Qué ocurre si no respeto la LSSI?

Se nos podrá abrir un expediente administrativo sancionador, que en caso de concluir con que hemos infringido la ley, la multa podrá llegar hasta los 150.000 euros. Dicho procedimiento habrá de tener en cuenta determinados criterios a la hora de graduar la sanción, pues el importe que hemos mencionado es para el caso más grave. Es por ello que la Administración, a la hora de decidir qué sanción impone, habrá de barajar distintos aspectos en el declarado infractor, como son:

  1. Existencia o no de intencionalidad, y grado de la misma, en su caso..

  2. Durante cuánto tiempo se ha estado llevando a cabo la infracción.

  3. Apreciación o no de reincidencia en hechos del mismo tipo.

  4. En su caso, naturaleza y cuantía de los perjuicios ocasionados.

  5. Beneficios estimados – o comprobados – por la comisión de la infracción.

  6. Volumen de facturación en juego en relación con la infracción

¿Qué cautelas habría que tener en cuenta para evitar la sanción?

Una, básica, es no acudir a las típicas listas o bases de datos de direcciones e-mail, hoy día en venta por infinidad de sitos en la red, pues estaríamos incumpliendo la LSSI. En el supuesto de acudir a ellas, habría que solicitar, en formato papel, al que nos la venda – o alquile, pues ésta es otra posibilidad legal – un documento en el cual se haga constar que todos y cada uno de los titulares de dichas direcciones e-mail ha consentido en el envío de la remisión de publicidad a los mismos. También, y al margen de lo anterior, habrá de indicarse, siempre, en el campo asunto del correo, la palabra “”publicidad””.

En la práctica del día a día, será más que raro que alguien que nos aporte previo pago una base de datos con direcciones e-mail de terceras personas, se comprometa a confeccionar el certificado que estamos comentando, siendo el motivo de ello que en la praxis prácticamente nadie solicita tal consentimiento.

Y … ¿qué consejos en relación a la LOPD?

Para el caso de que adquiramos una base de datos de un tercero, con direcciones e-mails, de igual modo que en el caso anterior, se aconseja, encarecidamente además, que en un documento, expedido éste igualmente en formato papel, se haga constar por quien aporte dicha base de datos, lo siguiente:

  1. Que las direcciones e-mail proceden de alguna o varias fuentes de acceso público, en el sentido dado a dicha expresión por la LOPD: censo promocional”

Autor: Javier Hernández Martínez, abogado

Mail: javier@proteccionlegal.com

Web: www.proteccionlegal.com

Tlf.: 678.97.00.64

Se permite su uso y reproducción siempre y cuando se citen: Autor, mail y url, sin modificar su contenido, o en caso de citar parte de él, evitando distorsionar su sentido.

Bajo licencia Creative Commons: