Derecho al Olvido: Criterio de la Unión Europea

Derecho al Olvido: Criterios de la Unión Europea

Derecho al Olvido: Criterios de la Unión Europea (sobre los buscadores)

¿Dónde está el texto con los mismos?

Pues curiosamente, y a pesar de lo mal que hablamos inglés en España (comparativamente con el resto de los Estados de la Unión Europea), y habiendo sido nuestra AEPD la ponente del texto, lo tenemos en su web (www.agpd.es) PERO EN INGLÉS. Kein comentar (o sin comentarios), que diría algún alemán.

¿Qué dice sobre los BUSCADORES?

Por un lado, deja bien claro que sí son objeto de la aplicación sobre los mismos de la Directiva Europea de Protección de Datos, y de la normativa interna del país de la Unión de que se trate, en cuanto el dato contenido en el buscador afecte a dicha zona geográfica, siendo el marco jurídico de la Directiva el mínimo a respetar. Traducido al román paladín significa:

    • Habrán de atender, cuando a tal fin sean requeridos por los titulares del dato (de carácter personal, se entiende) o por los afectados (terminología preferida por nuestras Autoridades) los llamados Derechos de Oposición y Cancelación. Curiosamente no dice nada sobre el deAcceso, tal vez por partir (erróneamente, a juicio del que escribe) que como está visible la información, al visualizarla ya están haciendo realidad tal figura (el Acceso), olvidando, tal vez, que no toda la información que poseen sobre nosotros está pùblicada o es accesible sin restricciones ¿o algún incauto así lo pensaba?. Ya veremos qué ocurre con esto último.

      Conflictos Libertad de Expresión e Información y Protección de Datos

      Palabra clave: PONDERACIÓN. Es, ni más ni menos (como previsible era, y como habitual es en países de nuestro entorno), aplicar la doctrina que considera (con razón) que el Derecho a la Protección de Datos, aún siendo considerado un Derecho Fundamental, no es, no obstante (como sí lo sería, por ejemplo, el Derecho a la Vida) un derecho absoluto, pudiendo ceder por tanto su protección ante otros derechos más merecedores de la misma. Ello querrá decir que habrá que analizar caso por caso, PONDERANDO los bienes jurídicos en conflicto, y viendo cuál de ellos, en el marco y contexto de un Estado Democrático, habría de tener prevalencia. Ejemplo: En plena efervescencia del Caso Gürtel, sería absurdo que cualquiera de los implicados pidiese, por lo menos actualmente, se retirasen sus datos del buscador, siendo el motivo que el derecho de la sociedad a estar informado sobre tal materia prevalecería sobre sus hipotéticos derechos a la protección de datos. Como suelo decir yo, una cosa es que algo interese al público (Belén Esteban), y otra muy distinta que sea de interés público (la imputación de la Infanta).

      No eliminación de la información: Lo que, en caso de haber derecho a ello, se eliminaría, sería el dato del enlace, o link, pero no la página de destino o en la que está el dato. Ello significará que sólo se eliminará tal dato o mención de los resultados que nos dé el buscador ante una petición de búsqueda, pero que, no obstante, en la web a la que el buscador nos habría remitido, seguirá, intacta, dicha información. Cuestión diferente sería que, simultáneamente, se requiriese también al responsable del sitio web en donde estuviese la información. Lo que está fuera de toda duda es que, el buscador (sobre todo si se trata de Google, con una proyección enorme) le da una difusión al dato que suele superar, con creces, a la aportada en solitario por la web que incorporó el dato.

      Cómo ejercer los derechos: El afectado se podrá dirigir a tal fin, directamente, al buscador. En el caso concreto de Google, éste ha habilitado un protocolo específico para tal cometido, a diferencia de otros buscadores que no vamos a mencionar, que, en lenguaje castizo, podríamos decir que necesitaremos Dios y Ayuda al objeto de contactar con el responsable del motor de búsqueda. No está de más añadir que los plazos, y en su caso sanciones a aplicar, se regirán por la normativa nacional de la zona geográfica de destino del buscador, con independencia del dominio que use el buscador (nacional, o genérico tipo .com).

      Buscadores de páginas web o internos: Nos referimos a los que forman parte de un sitio web, estando incorporados al mismo. Las Agencias de la Unión han decidido que no están sometidos al llamado Derecho al Olvido, en cuanto a lo expuesto sobre el mismo en la famosa sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

      Transparencia sobre los criterios de exclusión: Se refieren a que los buscadores hagan públicos los criterios a usar como filtro, o como guías, a la hora de decidir qué resultados de búsqueda se harán públicos, y cuáles no, a la vez que piden a los motores de búsqueda que publiquen estadísticas (con datos anonimizados) acerca de los supuesto de aceptación o rechazo de las solicitudes efectuadas por los ciudadanos.

      Avisos sobre búsquedas: Cuando los buscadores nos muestran un aviso, indicando, que de conformidad con la normativa europea de protección de datos – ¿estamos pensando en el mismo buscador? -, la Unión deja claro que no hay fundamento comunitario alguno para tal aviso, indicando además (y ésto es importante) que tal hábito sólo será lícito cuando el solicitante de la información no tenga acceso a la identidad del ciudadano sobre la que no se dan los datos (Ejemplo: buscamos datos sobre “”Pepe H M borrachera en la playa”” y el buscador responde: Debido a la normativa europea de protección de datos no le podemos facilitar la información solicitada sobre “”Pepe H.M. borrachera en la playa””, pues ya nos estaría diciendo que tal sujeto está vinculado a tan habitual e “” intelectual”” inclinación por parte de algunos – sobre todo los viernes noche -: la borrachera playera.

Autor: Javier Hernández Martínez, abogado

Mail: javier@proteccionlegal.com

Web: www.proteccionlegal.com

Tlf.: 678.97.00.64

Se permite su uso y reproducción siempre y cuando se citen: Autor, mail y url, sin modificar su contenido, o en caso de citar parte de él, evitando distorsionar su sentido.

Bajo licencia Creative Commons: